Caída

29 septiembre, 2014

Caída

 

Caí siendo una

Entre cientos, entre miles, entre millones

 

Caí diferente

Entre cientos, entre miles, entre millones

 

Caí cruzando el espacio

Entre cientos, entre miles, entre millones

 

Caí siendo

Entre cientos, entre miles, entre millones

 

Caí brava

Entre cientos, entre miles, entre millones

 

Caí libre

Entre cientos, entre miles, entre millones

 

Caí

y la caída fue mi vida

 

Fui gota

Fui lluvia

Fui tempestad

lluvia

 

 


Silencio se escribe

30 junio, 2014

 

Silencio se escribe

 

Hay silencios oscuros, silencios forzados, silencios aberrantes, silencios quebrados.

Hay silencios musicales, silencios teatrales, silencios literarios, silencios sepulcrales.

Hay el silencio del rencoroso, el silencio del corrupto, el silencio del amante, el silencio del mafioso.

Hay silencio en la noche, silencio en la tranquilidad, silencio en el  paisaje, silencio en la paz.

Hay el silencio de la mente, el silencio de la edad, el silencio de la muerte, el silencio de la soledad.

Silencio, se rueda; silencio, catedral; silencio, biblioteca; silencio, hospital.

Silencio total.

 icono-de-silencio


Ejercicio póetico sintético

7 abril, 2014

Ejercicio poético sintético

 

Tengo que escribir un poema utilizando palabras variadas.

Sin dilación me pongo a fabricar.

 

La primera, obligada, Entusiasmo.

Ya me queda colgada.

 

Asoma segunda Intimidad.

No se me ocurre con qué rimarla:

la arrimo a oscuridad.

 

Viene seguida Cometa.

Como la otra:

bueno, pondré veleta.

 

Aparece ahora Sinrazón.

Ésta es fácil:

le añado corazón.

 

Termina el ejercicio con Vuelo:

la junto con velo.

 

Ya está acabado el poema,

que tiene que ver con la poesía

lo que la corteza con la cortesía

(aunque esto cuando comencé ya lo sabía).

 

 

 

Así ordenado me queda:

 

Sentí el Entusiasmo del poeta

escrutando en mi Intimidad la oscuridad,

esperando paciente el Vuelo de un Cometa

que, con forma de verbo y letra,

cual veleta me marcara la dirección.

 

Rasgando el velo de nubes de mi entendimiento

para así encontrar la inspiración,

me acabé durmiendo en el intento.

 

¡Qué poco tengo de poeta!

¡Cuánta Sinrazón tiene por verdad el corazón!

letras-large2

 

 


Te dejé

17 febrero, 2014

Te dejé

 

Un manzano  pequeño

El nombre de un perro

Una puerta sin clavos

Un postre nuevo

Cuatro  cuentos

Nueve poemas

Vallas blancas

Un racimo de libélulas

Romero y lavanda

Un manojo de recuerdos…

De  una ciudad vetusta

De  una dama con armiño,

De encaje de Brujas.

Mil  días de mi vida

Y un adiós sin lágrimas

más flores 023

 

 

 

 

 


El ritual

27 enero, 2014

El ritual

 

Así lo imponía el ancestral ritual,

El humo del incienso, el agua calma, la luz natural.

En la belleza de la naturaleza del rito

Estaba escondida la esencia del mito.

Ella, descalza, desnuda y el alma dispuesta,

Debía atravesar el fuego de Vesta.

Solo así renacería de simple mujer mortal

A sacerdotisa de la diosa

Por siempre ya, orgullosa servidora inmortal.

 

imagesWBW2PUO3

 


Vida

4 noviembre, 2013

Vida

 

La constancia, la distancia,

la techumbre, la herrumbre,

el sexo, la costumbre,

el abismo, la cumbre,

los paralelismos, los antagonismos,

el interés, la desidia,

el transcurrir de las horas, la avidez de las bocas,

los sonidos familiares, la lluvia en los cristales,

la pasión animal, el miedo visceral,

los momentos compartidos, los corazones heridos,

los silencios, los olvidos,

los gritos, los gemidos,

tú durmiendo a mi lado,

y el palpitar tranquilo de mi corazón estropeado.

Gema

 

Fotografía Gema Sanchez


Versos oscuros

1 noviembre, 2013

Versos oscuros

(Conjuro)

 

De nuevo el viento recorre las calles,

Esta vez no temblaré bajo su gélido abrazo. Levantaré mi mirada, aunque esta se pierda en los páramos de la nada. Magia, para torcer a mi suerte el destino, conjuros aprendidos restañaran mis heridas.

El uso de los dominios tomara forma en mis manos, serán los deseos ataduras, pronunciadas en mis labios.

Roja, como la roja luna, prendida de la bruma.

A través de los tiempos vendrá a mí la conciencia, que en mis versos oscuros convertiré en ciencia. Obraré con la mirada de la serpiente embaucadora. Seré escriba de la oscura poesía.

De nuevo el viento recorre las calles.

Cabalgaré sobre el esta vez, asiéndome con manos fuertes a su largo cabello, seré así, amazona y domadora de voluntades, y al compás de las aullantes notas del viento, tejeré mi encantamiento.

Ataré nudos de poder, pronunciaré palabras de sometimiento, hablaré con la voz de aquella que teje eternamente los destinos del firmamento. Convertiré en sentencia mi lamento, serán mis lágrimas la pócima, que trasmutará en castigo mi sufrimiento.

Y si de todo esto, surge punición  o tormento, selle mi voluntad mis labios, que juro, no saldrá de mi garganta ni un solo lamento.

Conjuro

 


A %d blogueros les gusta esto: