Jaleo acta es

18 agosto, 2014

 

Jaleo Acta Es

ACTO I  [ESCENA ÚNICA]

 

En las ruinas de una vieja fábrica, a las afueras de una populosa ciudad. Dos personas con linternas caminan a hurtadillas. Encienden una luz. Van apareciendo más personas. Entran de uno en uno, con breves intervalos de tiempo. Se saludan. Con sillas viejas y cajones forman un círculo bajo una solitaria lámpara. LUCAS, encargado de redactar el acta, empieza a tomar nota en su libreta: “Nos reunimos en el día de hoy todos los compañeros del grupo en el centro base del partido, sito en las ruinas de la  antigua fábrica de ‘Membrillos Nicanor’. Toma la palabra el moderador, que es el compañero Juan, y nos informa de la situación actual del movimiento”. Da comienzo la reunión.

JUAN. Somos una cedula…

(Interrumpiendo, se escucha otra voz.)

ANA. Célula…

JUAN. Eso, somos una férula…

ANA. Eso lo serás tú…

JUAN. (Dirigiéndose a la mujer, enfadado.) Eso lo somos todos los aquí presentes.

ANA. (Retruca en modo displicente mirando al hombre.) ¿La autoridad o poder despótico? ¿O bien una tablilla flexible y resistente que se emplea en el tratamiento de las fracturas?

JUAN. (Visiblemente irritado.) ¡Da igual qué palabra sea! Somos un grupo revolucionario y venimos a tratar el tema de la organización del grupo de decisión del aparato de propaganda.

(Interviene el compañero Lucas.)

LUCAS. ¿Qué pongo en el acta entonces, cedula?

ANA. (Pateando desde su asiento y con voz potente.)¡Célula! A no ser que alguien aquí se tenga por un documento de deuda.

(Se escuchan murmullos del corrillo, unos a favor y otros en contra de ser un documento. Un chico joven levanta la mano y pide turno de palabra. Juan se la otorga.)

JUAN. (Con ademán condescendiente.) Tiene la palabra el compañero Marcos.

 

MARCOS. Lo democrático es ponerlo a votación, a ver si queremos ser una célula o una cedula.

(Otra voz se alza en el corro interrumpiendo el parlamento de Marcos.)

MATEO. ¿Por qué se descarta directamente la férula? ¿Qué intereses “impurios” hay tras ello?

(Se ve cómo la compañera revolucionaria Ana se remueve en su asiento llevándose las manos a la cabeza mientras va diciendo algo entre dientes. Juan interviene visiblemente enfadado.)

JUAN. Mateo, no puedes hablar sin pedir antes el turno de palabra.

ANA. Para lo que le va servir el turno de palabra, si no sabe ni las que dice.

LUCAS. Orden, comité. Así no puedo escribir el acta.

MATEO. (Poniéndose en pie.) Yo  propongo férula.

ANA. (Agachándose, se dirige al compañero Lucas.) Que conste en el acta que yo propongo mandar a estos dos a la escuela de nuevo.

MATEO. Votemos las propuestas del nombre.

MARCOS. ¿Cuáles son los nombres propuestos?

MATEO. Férula.

JUAN. Celula.

ANA. Célula.

LUCAS. Célula.

MARCOS. Cedula.

(Se ve a Lucas contando los votos.)

LUCAS. Compañeros, hay un empate técnico. Hay que hacer una nueva ronda de votaciones, ya que no se ha alcanzado el consenso.

(Murmullo del corrillo asintiendo. Lucas, tras anotar que no hay consenso, pone en conocimiento de la comisión que hay dos candidaturas: Cedula y Célula.)

LUCAS. Votos a favor de Célula.

ANA. Yo.

MARCOS. Yo.

(Murmullos en el corrillo.)

JUAN. Pero ¿y ahora por qué votas por Célula si habías propuesto Cedula?

MARCOS. Me han convencido los argumentos de la compañera Ana.

LUCAS. Sigamos. Yo voto Célula. Ahora, votos a favor de Cedula.

JUAN. Yo.

MATEO. Yo.

JUAN. (Dirigiéndose a Lucas de manera solemne.) Lucas, la decisión recae sobre ti.

LUCAS. (Visiblemente nervioso.) No sé, no lo tengo claro.

MATEO. Propongo tratar el tema en una próxima reunión.

(Murmullos en el corrillo.)

JUAN. Compañeros, acordamos dejar la cuestión del nombre del grupo para una próxima reunión que convocaremos por las vías previstas al efecto.

(Corrillo de síes unánime. Lucas, tras escribir en la libretita, vuelve a tomar la palabra.)

LUCAS. Compañeros, he anotado todas las incidencias. Queda convocada la próxima reunión.

 

El corrillo recoge las sillas y se apaga la luz. En fila, tras la luz de una linterna, abandonan la vieja fábrica. La puerta se cierra. Todo queda de nuevo a oscuras.

Fin

Gracias a Faly Yeste por su adaptación del texto

reunión

 

 


A %d blogueros les gusta esto: