La Danza de la muerte

 

Seguiré esperando mi turno  para bailar de nuevo con la muerte a la luz de las espirales de los caracoles en el estrecho callejón.

Paró su danza delante de mí, pero no me invito a bailar, ni  a unirme al paso marcado  por el sordo tambor.

Pude mirar su calavera pelada, sin ojos en los que se pueda reflejar nada, quise dejarme llevar por el tumulto del momento, entregar mi carne a sus huesos y morirme en su beso.

Pero el  momento pasó con su paso ritual. La Danza siguió su camino, dejándome seguir el mío.

Desde mi sitio asignado entre la gente cual penitente en una procesión. Espero expectante a que su nombre y el mío vayan unidos en mi carnet de baile. Pues danzar con ella, será  de esta vida mía, mi última gran emoción.

muerte

 

 

 

 

 

Fotografía de Tino Soriano

Anuncios

One Response to La Danza de la muerte

  1. mante dice:

    Emocionante tu entereza para enfrentar los miedos,que yo ni pensarlo quiero….Muy buena entrada Tailesin

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: