Mnimi

 

Mnimi.

 

Solo tomando estas ilusiones por algo real tú navegarás alrededor de esta confusa existencia.

Bardo Thodol

 

¿A qué dios debería adorar cuando me acuerde de mis muertos?

Si me santiguo de derecha  a izquierda, me arrodillo o me inclino, levanto o bajo la cabeza, qué más da, tan muertos los dioses a los que rezo por los que no están vivos, como mis propios muertos.

Juntos todos en el mismo limbo infinito de lo que no está pero se necesita.

Apariencia de certeza la que crea en nuestra cabeza la penumbra de la fe.

Bálsamo para la herida siempre abierta de no aceptar el final, ungüento hecho de sal para avivar la esperanza en un nuevo reencuentro, acertijo indescifrable en el que encontrar cobijo.

Para recordar a los muertos que existieron como vivos, tan solo necesito mi recuerdo y mi necesidad.

Para adorar absurdos dioses que nunca existieron, a través de sus oráculos, profetas,  hechiceros, sacerdotes, solo se necesita miedo y necedad.

Guardaré a mis muertos al abrigo del recuerdo efímero que morirá conmigo.

Queden  todos los dioses, sus parcelas en el paraíso, sus consuelos escondidos en ritos, sus infiernos llenos de miedos, su Cielo, Valhalla, Yanna, Araboth, Mictlán, Olimpo y demás delirios, lejos por siempre de mí y de los míos.

MUERTE - VERGES

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: