Tan dentro y tan fuera.

Tan dentro y tan fuera.

 

Cierro la puerta de casa tras de mí, cierro los ojos con el clic, no suena un bolero de esos desgarradores que explican una muda situación. Mi llegada es mi llegada, la de costumbre, “¿Compraste el pan cariño?”, me pregunta como cada día mi amor, yo levanto las cejas, ella se asoma por la puerta de la cocina y me besa, el primero de los besos que me dan cada día.

“¡Mamá, mira tu hija, siempre anda igual!” y la frase se pierde por el pasillo camino del dormitorio, delante de la primera puerta sale la pequeña, se me tira encima por sorpresa y me da un beso vestida de princesa, la mayor sigue su retahíla a mi espalda, solo se calla cuando ofrezco mi mejilla, y suena otro beso, doy un paso más. “¿Qué?” digo apoyándome  en el quicio de la puerta. “¿Y mi beso?”, la mediana se levanta del ordenador, me abraza, me besa y aprovecha para decirme bajito; “Ni caso de esta mamá, es una maniática”

Llego a nuestro dormitorio, mudo el uniforme de cajera por el pijama, le doy una palmadita a la cama, y le digo “ahora vengo prenda”. Arrastro las zapatillas de vuelta a la cocina recorriendo el corto trayecto en el que se recoge mi reino, y pienso, no, no es la típica historia de lesbianas triunfadoras, guapas y adineradas.

Llego a la cocina, donde me esperan, mi mujer, mis hijas, la cena, y me siento feliz. Como reza el cartel pegado con el imán de Shazam en la nevera, “Una tuya, dos mías, tres nuestras, tú para mí cuatro, yo para ti cinco, todas de todas” .Y pienso, sí, esta historia es verdadera.

Para Angeles Zahonero, con cariño y admiración.

Anuncios

5 Responses to Tan dentro y tan fuera.

  1. Angeles dice:

    Como de constumbre me ha encantado…..VA mas alla de una simple realidad.Gracias amiga

    Me gusta

  2. Acacia dice:

    Historias cotidianas, mujeres revolucionarias sin necesidad de banderas ni gritos, quienes cambian el mundo. Bonito y tierno homenaje a una mujer revolucionaria: Angeles Zahonero.

    Me gusta

  3. lola dice:

    vuelvo a decir que es precioso, no todas las historias de verdad tienen ese sabor amargo del fracaso .Me vuelvo a emocionar por dos razones podría ser mi vida y no es la historia de paja que estoy acostumbrada a leer.GRACIAS POR HACERME SENTIR BIEN

    Me gusta

  4. farala dice:

    que me gusta a mi una boda de señoras estupendas…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: