Paisaje escrito.

Paisaje escrito.

 

La belleza de esta isla emana del propio discurrir calmado de la vida.

 Aquí he visto maravillas, cielos que aún se me antojan extrañamente volcados, estrellas que me desvelaba por ver debido a su tardanza en aparecer sobre el horizonte oscuro,  aquí son casi de primera noche, brillan más nítidas,  como una danza populosa empeñada en cubrir los espacios negros.

 Los atardeceres son algo embriagador, suaves, cálidos, calidoscópicos, con esa nube perpetua en el horizonte a modo de ceño fruncido, sobre un mar que se adivina interminable. La sensación de nombrarlo océano me devuelve renovada la idea de inmensidad, es entonces cuando me doy cuenta que vivo en una isla, omnipresente mar. Hay tardes en que la nube marina de salpicadura de mar sube hacia la montaña, como un intento del agua en volver a ser nube, una lucha entre el mar y el fuego. A veces pienso que el mar intenta dominar a la mole inmensa del Teide, como si quisiera quitarle importancia a la montaña, celoso de la preponderante altivez de la cumbre.

La luz de Tenerife es directamente la luz del cielo, aun cuando está nublado es luz alegre, acostumbrada hacer de esta isla su reino. Hay un sitio donde solo hay luz, compitiendo en pureza con el aire, en el mundo extraño, parco, taxativo, que se extiende a los pies del Teide. No se por qué, cuando estoy ahí, recuerdo la celebre frase de Isabel primera de Inglaterra al duque de Esex, cuando él le dice a ella, “Majestad, todo lo mío está a vuestra disposición” y ella le responde, “Señor, sabed que todo lo vuestro es mío, incluida vuestra vida y ya dispongo de ello como me place”. Hay presencias imponentes en la vida, esta te cuenta siempre que te deja vivir aquí y que lo que tú opines al respecto no tiene la más mínima importancia. En el señorío de ese gigantesco corazón palpitante de la isla me falta el aire, es tan puro que me cuesta respirar, nunca antes en ningún sitio, en ninguna circunstancia, me había sentido como el duque de Esex. Alguna vez en la vida hay que sentir que este mundo te deja vivir a ti, no tú a él, una bonita y contundente lección de humildad.

 Existe un poco más abajo, dejándose deslizar, un lugar donde la montaña se peina los cabellos de laurisilva, y más abajo aún, sí más abajo, que a veces parece que  la isla esté erigida solo en verticales, de nuevo el mar que se transforma en viento, en el pequeño Finisterre de Punta de Teno. Océano, horizontes, gigantes lejanos, islas a barlovento, y la negrura que pisas tapizada de verdes alegres, vivos, exultantes, desafiantes en su único existir aquí.

  Pero entre tanta maravilla, lo que más me impone son las cordilleras que caen al mar al noreste de la isla, Anaga. Parecen el paisaje de un imaginario delirante, se recortan contra el cielo con una nitidez hiriente, con crestas aserradas, finas como hojas de papel, parece que la montaña se quisiera agarrar al cielo con uñas y dientes para así poder evitar la caída irremediable al mar, y que este a base de tozuda tenacidad consiga ponerlas de rodillas, sin llegar eso si, a someterlas.

 Nada en esta tierra es porque sí, nada es sobrante, todo se muestra exuberante, abierto al viajero, aquí todo es uno, mar, cielo, tierra y fuego.

Anuncios

2 Responses to Paisaje escrito.

  1. Gracia dice:

    pero que grande eres¡¡¡ precioso relato y descripción de la isla, de lo que te dá, del por qué, cómo, y para qué de su orografía, de los sentimientos y emociones que en ti provocan…en fin, una vez más me dejas presa de admiración. Manera más poética y embriagadora de describir la isla no creo que se haya hecho.

    Me gusta

  2. ML dice:

    Por tu perfecto paisaje te “traduzco” feliz!
    enhorabuena Marta!
    Abrazos dobles.
    ML

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: