Isonomía

Isonomía

Sintió el ruido de sus tripas y más tarde el dolor del hambre, sintió perplejidad que se convirtió en indignación, sintió desamparo que se precipitó por el túnel de la rabia contenida transformándolo en ira, sintió como el instinto arrastraba a su raciocinio hacia el camino de la rebelión.

Para cuando las llamas devoraron los edificios iluminando su cara en la caótica noche de gritos, golpes y carreras, la luz de la antorcha que sostenía su mano le recordó que era Él y ninguna otra cosa la esencia de Europa, y se sintió de nuevo ciudadano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: