La escritora de jazz

 

La escritora de jazz

Al final, como siempre, quede exhausta. Se hizo un momento de silencio dilatado, en el que volví a escuchar mi respiración, un instante mas tarde, quedo ahogada por el sonido de los aplausos. Algo aturdida, como recién salida de un sueño, levante la cabeza. La visión del pequeño espacio repleto de gente, las mesas, las luces, el humo, me hizo volver plenamente a la realidad, al mundo del que me había evadido de nuevo, otra vez sin darme cuenta. Azorada, musite un gracias, deje el saxo en el trípode y me baje del pequeño escenario que compartía con mis compañeros. Me encamine a la barra, necesitaba tomar una cerveza, sentarme un momento, recuperar el dominio de mis piernas que temblequeaban de manera absurda.

-Ponme una “negra” Carlos-, le dije al barman de la barra, mientras oía de fondo sonar “Night & Day “ -Has estado genial- Me dijo Carlos mientras me ponía la birra cuidadosamente sobre el reposa vasos. -Si….bueno…-Conteste- Tengo que dejar esto, no puedo seguir así- Joder nena-. Me contesto con énfasis- A mi me has gustado un montón¡, el mejor “Naima” que he oído. Tocas de una manera que envuelves, nos arrastras a todos….- Tome un trago largo de cerveza, finalmente le dije sin demasiadas ganas- Ya, pues por eso…- deje la frase colgando, no quería conversación. Me dedique a beber la cerveza y a mirar la copa fijamente.

Carlos avezado barman, se separo un poco de la barra y me dejo beber en paz. Mientras sonaba la canción de“Bleusette” me perdí de nuevo en mis pensamientos. Me había pasado otra vez, y otra vez sin poder evitarlo, sin ser dueña de la situación. -No puedo seguir mas así, no puedo, me muero de vergüenza cada vez-.Me dije a mimisma.

Sonaba la ultima canción para el descanso, así que pedí otra birra, que Carlos me sirvió diligentemente, esta vez sin decirme nada. Tome un sorbo y volví a mis pensamientos.

Una mano en el hombro, me saco de mi laberinto. -Ponle otra a la nena- oí que decía Paco, el batería de grupo. Saco la cajetilla de tabaco y me ofreció un cigarrillo.-¿Que te pasa por la cabeza?-Pregunto mientras se llevaba el cigarrillo a la boca.-Nada, conteste, que no valgo para esto- Si vales- dijo. -No valgo-conteste. -Si vales, -Siguió el- No me lleves la contraria, que de esto se mas que tu. Lo que ocurre es que aun eres muy joven –Si- Conteste yo, y que aun no se que es el blus y blabla, ya lo se….Pero no es eso Paco, no es eso. Se me va la pinza. – Si lo se, ya te veo,-  Me dijo tranquilamente mientras se tomaba el whisky- Por eso vales, solo tienes que aprender a dominarlo…dominarte. Aunque yo preferiría que no te dominases nunca, lo haces mejor cuando te dejas ir.-Mierda pa ti-Conteste- Vale- Dijo tranquilamente y se dedico a su whisky. -Le mire, le salia la sonrisa por debajo de los labios. -¿Tu como haces, para que no te enganche?-Me miro-Nada- Dijo-a mi no me engancha. Solté un “joder”. A mi me puede, es que…..-me amorre a la birra y la termine- Paco espero pacientemente.¿Es que?… -Pregunto- Es que- Continué yo- Yo empiezo a tocar normal, pero es como si la música se me metiera dentro, al principio toco las notas, y luego….es como si el saxo y yo fuéramos uno solo, es…..Tengo la sensación de que la música sale de todo mi cuerpo, me recorre, resuena dentro de mi. Ya no es que mi aliento produzca un sonido, es que es mi propia respiración, no es que mis dedos toquen notas, es como si acariciara un cuerpo… sale directamente de dentro de mi, como si tuviera la necesidad de sacarla fuera, de lanzarla, -Ya- Dijo,- Eres un músico nato- -Joder Paco, me domina ella a mi, es como si me emborrachara, me embriaga, no es mi boca amorrandose a la boquilla, es como si fuera un beso prolongado, luego pierdo al mundo de vista, y ni me acuerdo de las notas, solo se que necesito seguir haciendo eso, seguir… El día menos pensado tengo un orgasmo en publico, y si eso pasa me suicido-

Le oí reír divertida y estruendosamente- ¿Y que tiene de malo nena?, la música es una comunión intima con el músico. Amas la música, nada mas, ni nada menos…- Ya- Dije yo- Pero no en publico- Eso es lo que te molesta ¿no?- Continuo el-No es que me moleste, es que me da vergüenza-Sentencie yo.- Es como si hiciera el amor en publico. Y no, ni hablar. Hay cosas que son miás, y solo miás. -Te debes al publico- Me dijo poniéndose serio. –Si quieres vivir de esto, no te queda otra- No Paco, no me debo a nada ni a nadie. Ya me gano la vida con la orquesta. Esto es porque si, porque me gusta, pero si no puedo tocar normal, no tocare mas. -¿Con la orquesta no te pasa?-Pregunto- ¿o con la banda?- No- fue mi respuesta. Es guapo, pero ni parecido, es mas…es un trabajo.

Carlos se acerco a nosotros dos. -Lamento interrumpir la conversación, pero vuestros compañeros os esperan…-Dijo, mientras con un ademan de la cabeza nos indicaba el diminuto escenario.

Dejamos las bebidas sobre la barra. – Mientas caminábamos le dije a Paco- No mas jazz esta noche,¿vale?, solo dixi- Vale- Me contesto- Pero piénsalo nena, solo eso, piénsalo.

Lo pensé. Termine aquel mes con ellos y les dije que buscaran otro viento, que yo no seguía.

No volví a tocar jazz.

Unos años mas tarde, deje la música definitivamente.

Ahora tengo bastantes años mas. Ahora escribo, y a veces, tengo aquella misma sensación que tenia con las notas, solo que ahora las notas son letras. A veces los relatos se meten dentro de mi y se escriben solos…..aunque ahora, escribo en mi resguardada intimidad, y según que canciones-relatos, nunca serán escuchados, si lo fueran….me seguiría muriendo de vergüenza

 

 

 

Anuncios

6 Responses to La escritora de jazz

  1. morgana dice:

    no lo puedo aceptar… esa Nena ha de volver a tocar!!

    Besos

    Me gusta

  2. Josep Capsir dice:

    ¿Es verídico? Está muy bien explicado y denota unos mimbres de personalidad que bien te atribuyo a ti. Además, se por pico de un pajarito que habías estado en el mundo de la música.
    Si tocabas igual que escribes, es una lástima para el Bebop y el Dixieland. Te imagino en un escenario de New Orleans, jejeje.
    Un beso Marta

    Me gusta

  3. Begoña dice:

    Siempres consigues transportarme a tu escenario y te he imaginado a ti¡¡¡Muchas gracias por tus historias,
    Un beso.Bego.

    Me gusta

  4. lors pujadas dice:

    Que divertido, real, ausente sin ausencia, das la vuelta, el giro es eterno, se crea otra amplitud, se sigue recordando, mimando, todo lo que se hace con el alma es orgásmico y es cuando te envuelves con lo que haces y solo eres uno con todo…….por siempre.

    Me gusta

  5. Tu cuento si que es Jazz escribidora, tu tocas dixie con tus letras pero en muy, muy contadas ocasiones, lo tuyo es el Jazz…. Por favor, sigue tocando…. y hazlo con alevosía.

    Me gusta

  6. Sandra dice:

    Un relato impresionante! Mira que dejar el jazz por que no te vean jadear! jajajaja
    Caray, sí es una experiencia que entonces sería traumática, pero la gente crece y madura… y ahora seguro, hasta te resultaría divertido!
    De vez en cuando volver a los viejos amores, reavivan la llama!
    Un abrazo y … que me ha fascinado this History!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: