les gens que j’amie

 

 

 

    ¡¡ También yo quiero que me lea la mano. -Le dijo Andi a Ana- Pero es que son doscientas pelas- fue la contestación de Ana- Las mismas doscientas que ha costado la tuya- Replico mosqueada Andar- Hay que pagar la consumición, este garito es caro- Siguió Ana.-Ya, como siempre, y siempre me toca a mi aguantarme de todo- refunfuño Andar

-No quisiera ser causante de un enfado en tan linda pareja- Oyeron decir a una voz suave, muy femenina y de marcado acento francés, que emergía del cercano y pequeño espacio en semipenumbra.Andar se volvió hacia la voz.Es que yo también quiero saber mi porvenir…nadie me ha querido leer nunca la mano…¿Nadie?, contesto la voz de acento francés. ¿Porque?-No lo se- Contesto a media voz Andi, mientras se miraba la mano.-Ven- Escucho que le decía la pitonisa.- Entra-Pero ya no tenemos dinero para mas- replico Andi, volviéndose a mirar a Ana-No importa- Contesto la voz dulce -Entra- Insistió

Andi, se agacho un poco, apartando un pesado cortinaje bermellón, para entrar en el hueco que quedaba bajo la escalera de la entrada del bar. -Casi no cabemos…- Comento con timidez en la voz-Aquí dentro caven mundos, niña- dijo la voz – AcomódateAndi se sentó frente a la mujer, en un taburete bajo, forrado de fieltro rojo, que la hacia permanecer mas baja que la sibila.Miro a la pitonisa y alargo la mano-Es la izquierda, ¿no?-pregunto dubitativa-Si-

En el interludio de tiempo que tardo en poner su mano en las manos de la pitonisa, tuvo la sensación de perderse en los ojos claros y tremendamente azules de la mujer, que atrayendo su mano, la sonreían. Le pareció que el tiempo se paraba, que aquella mini habitación atiborrada de cosas, llena de colores, aromas, telas, cristales, velas…se hacia mas grande

 -Es acogedora-murmuro.

La sonrisa de la pitonisa le contesto-Si, lo es- Sobre todo para aquellos que saben que un pedazo de su hogar esta guardado aquí…-¿Mi hogar? repitió bajito Andar-Si, tu hogar-. Afirmo vehemente la pitonisa- Porque- Prosiguió con su voz dulce- tu porvenir se hará presente en este recoveco de la vida. Aquí se sentirá seguro, por eso yo lo podré ver, se mostrara a mi,  leeré tus líneas como si fuera un pentagrama, como si interpretara una sonata en el teclado de un piano, luego…esa sonata se quedara dormida en tu mano, hasta el momento en que tu la vuelvas a interpretar. A eso, le nombramos Devenir.

Andi parpadeo un par de veces, mientras la pitonisa tomaba su mano y la abría, con un ademán suave, como la caricia de un pétalo, y pasando la mano sobre la suya en un leve movimiento, como si pasara una hoja de un libro querido, comenzó a decirle, con aquella dulce voz de acento francés…

-Líneas quebradas, rotas desde la primera alborada…pobre niña, cuanto camino de dolor llevas ya…- La pitonisa se paro.

Levanto la cabeza y miro a Andar. Sus miradas se cruzaron, hubo un momento de silencio, compartido, comprendido- Después bajo de nuevo la cabeza hacia la mano, y sin dejar de mirarla dijo.- No me extraña que nadie te haya querido leer la mano. La muerte te busca desde que saliste del vientre de tu madre.

Andar contesto- Si, ya, pero nada de eso es futuro, es solo pasado…¿y el futuro?-                                                               La La pitonisa prosiguió, convirtiendo su voz en un murmullo, como recitando una letania antigüa.

– Maraña de tela de araña, que desdibujas líneas, voluntades que anudan aces, que trenzan cuerdas, que amarran fuerzas, que arañan a la vida días….

-Andar se inclino mas sobre su mano, apenas podía oír el murmullo de la pitonisa-

-Tendrás cuatro amores, como las cuatro estaciones, entre los cuatro harán uno. –Y fue resiguiendo las líneas de la palma de la mano, como si siguiera el cauce de un río- Pero ninguno estará contigo el día de tu ultimo infortunio….Veo muchos caminos, tu nombre esta bien dicho, andarás rodando por el mundo en busca de un hogar, que nunca será tuyo. Tendrás muchos amigos, oirás muchos acentos, saborearas lo dulce de los placeres, aprenderás el saber de mucho de lo divino, comprenderás lo escrito en las piedras y en los libros, vivirás muchos amaneceres, sonaran músicas en tus labios, besaras labios de carmín, restañaras la belleza del malogrado pasado,…Y cuando hayas dejado testimonio de ello, letra a letra, la fuerza que anuda tu vida a esta tierra, desfallecerá, morirás siendo  joven, a partir de hoy, no cumplirás veinte años más, pero durante mucho tiempo, se te recordara.

La suave mano de la pitonisa, cerró la mano de Andar, y mientras la dejaba ir de entre las suyas  le dijo.

-Nadie más te la leerá-

Andi dejo escapar un largo suspiro, durante un breve instante, le pareció que de nuevo el tiempo se detenía. Levanto la vista y se encontró con los ojos profundamente azules de la pitonisa.

Has visto cuando moriré, ¿no es así?.Si- contesto remarcándolo con leve movimiento de cabeza la pitonisa- Así es-

-¿Cuál es tu nombre?- Le pregunto, con voz sosegada.-¿Para que quieres saber mi nombre?- Le contesto la echadora de la buenaventura-Es que- Prosiguió Andi- Me gusta saber como se llaman las mujeres a las que beso…-Janin- Contesto la dama francesa.

-¡¡¡Bueno que¡¡¡la voz de Ana, interrumpió el dialogo, Que llevas mucho mas rato que yo. ¿tanta cosa hay por decir?

-No, ya esta—fue la contestación de Andi- Ya hemos terminado-

Y levantándose dejo un beso en los labios de Janin, diciéndole –Hasta que nos volvamos a encontrar-

¡¡¡Pero que haces????, pues no eres tu fresca ni nada¡¡¡ ¿a que viene eso? Protesto airada Ana.-A nada Anita, a nada, con algo la tendré que pagar. Dijo Andi con una sonrisa bailándole en los labios.

 Salio feliz del atiborrado bar de extraño nombre, donde decían que había una mujer francesa mucho más vieja que el viejo local, que por poco dinero te decía el porvenir. Tenia que celebrar que aun le quedaban veinte años por vivir.

  

 

Anuncios

2 Responses to les gens que j’amie

  1. Isabel dice:

    Tus relatos breves son tan bonitos Taliesin… tienes el talento de recrear ambientes que seducen al lector que lo introducen en él. Aún tengo la imagen del taller, con las cortinas limpias un beso Taliesin. (hay algun error ortográfico que se te ha pasado, pásame tu correo y hablamos, el mío, isabelgonzalez1960@gmail.com

    Me gusta

  2. yo misma dice:

    alucinante la trama!!! en-hora-buena!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: