La Arena del tiempo

 

La Arena del tiempo

 

 

Si la vida es memoria, y la infancia son los días felices que recuerdas,

 entonces  diré:

Que mis primeros años los viví entre calles sin asfaltar, chalanas amarradas  y  fabricas de conservas.

No me equivoco si evoco la bajamar, saltos sobre los charcos, playas de arena negra, y desguaces de barcos.

Si rememoro, hablare de las luces frias de la ria, del olor denso de niebla y humo de carbón en invierno, de las olas del mar llegando tierra adentro.

No podría omitir, el sube y baja, las partidas de cartas, la peña la Deva, saltar por la ventana y para comer huevos con patatas.

Para no dejarme nada en el tintero, la pota de la leche que hierve, el  atiborrado perchero, los jerséis tejidos a mano, y mi inseparable gomero.

Y terminando esta remembranza de la Arena del tiempo, para el final, lo mas amado de estos recuerdos, la sonrisa de Pepin, la alegría de Carmina, y los juegos con mis primas Begoña y Antolina.

 

 

 Para las dos petardas anteriormente citadas

 
Anuncios

2 Responses to La Arena del tiempo

  1. lors dice:

    Es un relato auténtico, con pocas plabras se define recuerdos amables, simpáticos con ternura y calidez. Recuerdos que son los que llevan siempre en el corazón, y que de estos se llena la vida. Recuerdos de añoranza que uno quisiera que no pasaran nunca . Se detecta el momento triste de estos dias. Por siempre aaaaaaaaaaa

    Me gusta

  2. yo misma dice:

    que bien huele lo recordado con cariño….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: